sábado, 30 de abril de 2011

Máquinas, imaginación, ruido... Futurismo:

Hace una semana, en el programa de radio que hago con mis compis en la RUAH, nos tocó el momento de hablar de Aphex Twin, una actual luminaria de la escena electrónica más avanzada y experimental.

Como es evidente, en la sección de Rarezas que llevo no podíamos quedarnos atrás. Eso sería fatal... Por lo tanto, nos pusimos rápidamente a limpiar el polvo de nuestra máquina del tiempo, activamos todas sus palancas y pusimos sus válvulas en marcha porque decidimos que había llegado el momento de iniciar un viaje en el tiempo a la Italia de finales del siglo XIX y principios del XX...

En ese período tan revuelto y apasionante para la Historia, la Ciencia y la Cultura en general, aparecieron numerosos movimientos y corrientes de vanguardia que todos, en mayor o menor medida, bien conocemos gracias a nuestros simpáticos y queridos profesores de Literatura como los conocidos "ismos". Y concretamente sobre una de estas corrientes, el Futurismo, es de lo que vamos a hablar un ratejo.


El Futurismo, fundado en Italia por Filippo Tommaso Marinetti e inaugurado a través de la redacción y firma el 24 de febrero de 1909 del "Manifiesto Futurista". Este surgió como un movimiento reaccionario que buscaba romper con la tradición, el pasado y los signos convencionales de la Historia en su más amplia acepción.
Para ello, Marinetti y compañía se dedicaron a derrumbar la estética anterior y a ensalzar la vida contemporánea basándose en dos temas principales: la máquina y el movimiento. Temas que desarrollaron a su vez mediante ideas auxiliares y secundarias como la energía, la fuerza, la revolución, la juventud, lo mecánico...

De ahí la célebre máxima futurista: "Un automóvil rugiente, que parece correr sobre la metralla, es más bello que la Victoria de Samotracia" .


Esto que suena es una pieza titulada “La Pioggia”, que cuenta con el acompañamiento visual del proyecto cinematográfico vanguardista “Ballet Mécanique” realizado en 1924 por Fernand Leger y Dudley Murphy.


A lo largo de la Historia se ha constatado que suelen aparecer breves momentos -como éste- en los que la tradición y la innovación entran en durísima confrontación directa. Pues precisamente esos son los períodos históricos que más me han llamado la atención e interesado desde siempre, ya que son los que han supuesto una especie de catarsis en la que el resultado final suele ser el surgimiento y también afianzamiento del avance y del progreso ya sea en el campo que sea: en el de la economía, el de ciencia o de la música… Y eso, ¡qué queréis que os diga!, como persona a la que le apasionan estas cosas, me parece maravilloso.

El Futurismo abarcó numerosas disciplinas y entre ellas, como es normal, estaba la Música.
Aquí es donde entra en acción nuestro hombre, Luigi Russolo: un intelectual –algunos dicen que también ocultista-, pintor y músico trasalpino que se ha convertido, con el paso del tiempo y sin quererlo, en uno de los verdaderos precursores de la actual música electrónica, experimental y de vanguardia debido a su innovadora concepción musical.

Como incansable teórico musical, entre otras, Luigi escribió en 1913 "L´Arte Dei Rumore" o "El Arte de los Ruidos": la variante musical del "Manifiesto Futurista". Una obra en la que podemos ver y apreciar como el italiano ya se anticipaba y parecía adivinar el surgimiento de otros sonidos-ruidos que por entonces eran todavía inconcebibles, pero que pasado casi un siglo son tan habituales como la vanguardia contemporánea, la música experimental, el ambient, o el noise,… En resumidas cuentas, uno de los textos más influyentes de la Historia actual y en general en cuanto a estética musical.

Esta era su visión y estos son algunos extractos de “L´Arte Dei Rumore”:

- “La vida antigua fue toda silencio. En el siglo diecinueve, con la invención de las máquinas, nació el Ruido”.

- “El ruido nos devuelve a la vida”.

- “Todas las manifestaciones de nuestra vida están acompañadas por el ruido”.

- “El ruido, por lo tanto, es familiar a nuestro oído, y tiene el poder para evocar la vida misma”.

- “El sonido, en un principio ajeno a nuestra vida, siempre musical y una cosa en sí misma, es un elemento ocasional que ha llegado a convertirse y a significar para nuestros oídos lo que un rostro familiar a nuestros ojos”.

- “El ruido, sin embargo, nos llega en una confusión de manera irregular
procedente a su vez de la confusión irregular de nuestra vida, nunca se nos revela
del todo, y mantiene innumerables sorpresas...”

- “Hay que romper este círculo restringido de sonidos puros y conquistar la variedad infinita de los sonidos-ruidos”.

- “Nosotros queremos entonar y regular armónica y rítmicamente estos
variadísimos ruidos”.



Además, Luigi Russolo fue un gran inventor. Recluído en su laboratorio de Milán y acompañado por su asistente Ugo Piatti, logró que prácticamente todas sus teorías fueran llevadas materialmente a la realidad mediante máquinas y cachivaches de todo tipo que si bien por sí mismos no supusieron un gran paso adelante, sí sirvieron de acicate, base y cimientos sobre las que las posteriores generaciones desarrollaron la tecnología musical que hoy nos es tan común: ahí por ejemplo quedan para el recuerdo el russolófono, el arco enarmónico y el intonarumore –un espectacular e impresionante ingenio mecánico que sorprenderá a más de uno-.



Y ya para finalizar el repaso a la vida y obra de este peculiar hombre, os dejo con dos trabajos de Luigi Russolo. Eso sí, tengan en cuenta más el valor histórico y didáctico que el sonoro, ya que los años causan estragos sobre los soportes de grabación ¿de acuerdo?…

El primero es un estudio sonoro y descriptivo a la manera futurista del complejo y mecánico despertar del mundo urbano que data de 1914 y que se titula "Veglio Di Una Città" :



En la segunda composición contamos con Luigi a los diversos mecanismos, pero esta vez junto a su hermano Antonio al acompañamiento orquestal clásico. En ella nos muestran una de esas propuestas que tanto asombraron al mundo...
He aquí una evocadora pieza datada aproximadamente en 1924 titulada “Serenata Per Intonarumori E Strumenti” :

10 comentarios:

  1. Como te comente cuando lo lei en Sultanes, me gusta mucho (que le vamos a hacer soy un freaky de las rarezas) pero no sorprende tanto como lo hiciera el otro salvaje del momento, Varese. Pero claro, puede ser por que no se escucha demasiado bien. Quiero mas... Jajaja

    Un abrazo. Buenisimo post. Esto si que es vertigo musical.

    ResponderEliminar
  2. Pedazo de post, amigo.
    Enhorabuena.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. yo usé esta cita cuando hablé de russolo en el blog, hace ya tiempo, muy definitoria:

    "nosotros, los futuristas, hemos amado y disfrutado profundamente las armonías de los grandes maestros. durante años, beethoven y wagner han agitado nuestros nervios y nuestros corazones. ahora estamos saciados y encontramos mucha más fruición en la combinación de ruidos de los raíles, el motor de explosión, los carruajes y las masas aullantes que en la enésima escucha de la heórica o la pastoral"

    me ha encantado tu entrada. GOODWORK!

    ResponderEliminar
  4. Gran post, muy interesante, estas cosas siempre me despertaron curiosidad, muchas veces ni siquiera sabemos por que un tipo de "sonido" u un instrumento se fija en la cultura más que otro.

    Un saludo desde: http://distorvision.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. un post muy interesante. hasta hoy nunca habia oido hablar de Luigi Russolo pero esta claro que es alguien muy importante por ser un pionero

    ResponderEliminar
  6. Me has aportado un cúmulo de información más que interesante, además de disfrutar mucho.
    Que gran entrada. Felicidades!

    ResponderEliminar
  7. Un post muy curioso, amigo. Se nota que has trabajado para dejarlo impecable. Me ha encantado.
    Un saludo y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  8. guau, interesante, muy interesante

    ResponderEliminar
  9. Freaky Boy Hood: añadiendo a lo que te dije también en Sultanes, este italiano murió un par de décadas antes que Varese y el material sonoro que queda de él es menos y en peor estado. Además, lo que hacía el futurista de Russolo tenía como un valor teórico o científico más acusado que Varese y de ahí que sus piezas no sean tan digeribles. Pero como documentos históricos y como estimuladores de la imaginación creo que no tienen precio:)

    Evánder: Siempre he sido más bien concentrado, pero a veces me paso de duración y tamaño, pero es que el personaje me lo ha facilitadoXD

    Raúl: Luego me meteré en tu blog para ver tu visión de Russolo ¿va?

    Distorvisión: Cierto, lo que está claro es que la visión del Futurismo que daba su peso al ruido dentro del mundo de la música ha calado hondo en la música contemporánea y actual: Rock, Punk,...

    Boris: Yo me lo encontré de refilón en uno de esas páginas que dicen citas curiosas. Leí una que decía "El ruido nos devuelve a la vida. Autor: Luigi Russolo". Me pareció que alguien que dijera eso debía ser punk o uno de esos del FreeJazz todo locos, pero al buscar ví que era un tipo de lo más interesante.

    Sergio: Si te ha interesado leerlo lo mismo que a mi preparándolo em doy por satisfecho:)

    Antonilópez: Y sigo leyendo y buscando más cosas sobre él y sobre el futurismo. Soy un raroXD

    Northwind y Möbius: Eso mismo me pareció a mi la primera vez que me topé con él. Me da que poca gente que tenga algo de sensibilidad dirá que lo suyo fue una bazofia.. Con un poco de oído y sentimiento que había algo que quería hacer, renovar y crear:)

    Como dice el dicho, lo bueno de conocer la Historia es que sirve para no repetir los errores, y como digo yo, lo bueno de concoer la Historia de la Música y a Russolo es no creer a los vendemotos que te dicen que "MMM" de Lou Reed es la obra pionera de la vanguardia ruidísticaXD

    ResponderEliminar

Siempre son bien recibidas las opiniones. Por favor, emplea el buen gusto, el respeto y el sentido del humor: